LA CONTRÀRIA

Un teatro fresco, joven, honesto. Un teatro rompedor, que brille, que hable, que emane. Un teatro que reavive los cinco sentidos, que abra espacios de diálogo, de investigación y de reflexión. Que nos vuelva a hacer sentir como niños. Un teatro cercano, más cercano que nunca. Nuestro. Que nos haga escuchar el sonido de las hogueras y las danzas de las que nació. Un teatro que dé forma a los interrogantes del mundo que nos rodea.

Leer más

¡Salúdanos!