La Estela de Lilith

Los niños sueñan, flotan, ven espacios de creación e imaginación allí donde nadie más los ve. El cerebro del niño no parará de crear. de imaginar, de volar. ¿En qué momento dejamos todo esto atrás? ¿En qué momento dejamos de ser niños? ¿Es el niño un adulto sin corromper, y el adulto el niño corrupto?

Así pues: ¿Son los cuentos de hadas, realmente, material exclusivamente infantil?

Esta pieza habla sobre la pérdida de la inocencia. Sobre cómo las personas, a través de diferentes experiencias de vida, vamos adquiriendo conciencia y adentrándonos en la edad adulta. Cogiendo tres cuentos populares como punto de partida, las chicas de La Contrària hemos investigado y improvisado alrededor de todo lo que compone el cuento, explorando el espacio intermedio entre la historia y la realidad, encontrando lo que nos conecta con ella, qué tienen en común los dos mundos y cómo interaccionan.

Sorprendentemente, historias de hace tanto tiempo son mas cercanas a nosotros de lo que pensamos. Quizás ahora, que parece que cada vez nos alejamos más de nuestra humanidad, el folclore nos puede acercar a nuestro centro. a volver a conectar con esta vivencia visceral, a explicar las cosas desde dentro. A explorar lo que son todos estos mundos llenos de tierra, barro, criaturas del bosque, aire y montaña, guerras y amores.